13 hotels at Dijon

  • By price
  • By distance

En Dijon no todo es mostaza y vino de Borgoña; en la ciudad también hay bonitas calles, museos, arquitectura bien conservada y unos alrededores que vale la pena visitar.

Dijon es una ciudad del Ducado de Borgoña situada en el centro del departamento de Costa de Oro, en Francia. Las calles de la localidad, empedradas y estrechas, hacen de los paseos por el centro una experiencia pintoresca. Aquí se pueden degustar los manjares más conocidos de la zona: el vino de Borgoña y la mostaza de Dijon.

El municipio está salpicado por varios templos de diseño interesante. Es el caso de la Iglesia de Saint Michel, de estilo renacentista, que se encuentra en pleno centro histórico. Lo mismo ocurre con la Catedal de ‪Dijon o Catedral de Saint Bénigne, con una cripta que vale la pena visitar. Tampoco hay que dejar de ver la Iglesia de Nuestra Señora, uno de los mejores ejemplos de gótico borgoñón, caracterizado por ser todavía más realista y detallista.

También hay museos con grandes colecciones como el Museo de Bellas Artes. Éste se encuentra en el antiguo palacio en el que residían los Duques de Borgoña y actualmente es uno de los mayores museos de Francia. No hay excusa para no ir porque, además, la entrada es gratuita. Los amantes del arte contemporáneo probablemente prefieran una visita a The Consortium. Para los más pequeños el Jardín de las Ciencias alberga un museo, un planetario y un jardín botánico abiertos todos los días del año.